Aintas

chesterton_valves_stationary_sunset

EMISIONES FUGITIVAS

Reducción de las emisiones de metano

El metano (CH4) es el segundo gas de efecto invernadero emitido en la mayoría de los países industrializados. En 2016, el CH4 representó aproximadamente el 10% de todas las emisiones de gases de efecto invernadero de Estados Unidos procedentes de actividades humanas, según el Departamento de Servicios Ambientales de Estados Unidos (EPA).
 
Un informe de 2015 en Environmental Science and Technology midió un total de 219 conexiones sin compresor con una tasa de fuga media de 0,2 SCFM (pies cúbicos estándar por minuto).
 
La respuesta a este problema está en el mantenimiento de la tubería. Una de las principales formas de solucionarlo es centrarse en las buenas prácticas.  Se necesita formación y dedicación para cerrar la brecha del 10% que se observa en las fugas de las bridas en el metano.  El CH4 es una de las cosas más difíciles de sellar debido al tamaño de la molécula.
 
Uno de los principales modos de fallo de todas las juntas que fallan es no conseguir una carga adecuada de la junta durante la instalación. En un estudio de la FSA, el 68% de los fallos de las juntas se debieron a la compresión de la junta. La mejor manera de garantizar una compresión adecuada (objetivo de carga de la junta) por brida es utilizar un valor de par calculado.  Muchos equipos de mantenimiento siguen utilizando el apriete «a mano» de las juntas, lo que no deja un método claro para verificar la carga correcta.
 
A continuación se presenta una infografía que incorpora muchos de los temas tratados con las buenas prácticas en la gestión de tuberías.
 

Posts relacionados